domingo, mayo 28, 2017

Mi Eterna Juventud

Con la cabeza en las nubes
¿qué digo? más alta aún
veía pasar yo el Tiempo
en la tarde medio/azul

como lo son a menudo aquí
para un organismo del Sur
que acabó por estas tierras
en busca de alguien como tú

viendo pasar esta/aquella
esbeltas, de falda y canesú,
que se fundían con la tarde
untuosa y envuelta en tul,

que me hacían volar lejos
y me recordaban a ti
y me hacía invocarte amor
como un hada bella y gentil

que tanto se ausenta ¿por qué?
y no deja de pensar en mí
y teje y desteje sus hilos
mientras idea su ardid

esa argucia femenina
de astucia tan plena ¡sin fin!
que deshaga al fin ese enredo
donde acabaste sin sentir,

que no te acuso de nada
pero tampoco me eché a dormir
viendo la que montaban
sirviéndose mi amor de ti

del amor que me infundiste
aquella tarde en mayo (¿o abril?)
cuando te vi amor a mi lado
y sin saber por qué gemí

sin saber que Amor era eso, amor,
el sentirte tan lejos, sí,
tan inaccesible y fugaz
que casi me sentí morir

y todo me venía a la mente
en la tarde ¡toda a jugar y reír!
los niños como los grandes,
y yo en el centro (¡siempre así!)

embargado de nostalgia
viendo mi vida discurrir
igual que la gente al pasar
como si fuera amor un film

y anegado amor de repente
de compasión tierna y viril
de aquel joven taciturno
y desvalido amor que fui

que de milagro se hizo hombre
y empezó mi amor a vivir
cuando ya se le hacía tarde
¡milagro de Eterna Juventud!

(Que te ofrezco amor ¡sólo a ti!)


Silencio rey del atardecer
en la calma del estanque
mientras se hace el silencio en mi alma
habituada amor a esperarte

Silencio del bosque sacro
de las ramas de sus árboles
de su hojarasca de estío
de sus mecidos blandos y suaves

secreto ancestral -¡silencio!-
de sus plantas y habitantes,
de su duendes, de sus elfos
mitad dioses mitad hombres

¡Abedules plateados
raza de árboles nobles!
que se elevan hasta el cielo
y se callan lo que deben

lo que no puede decirse
de la tierra y de sus hombres
del pasado que no pasa
que vivieron de muy jóvenes

que tuvo que ser un extraño
que trajo hasta aquí hasta la suerte
el encargado de auscultarles
de preguntarles a la intemperie

intrigado y mudo al pasar
paseando por el bosque,
o a la luz de las estrellas
en las noches de viento Norte

que esquiaba entre las dunas
como alma en pena, gimiente,
susurrándome al oído
recados de un alma ardiente

que se hacía anunciar así
por estas tierras tan verdes
que me acogieron sin más
mucho antes de conocerte

sin preguntarme siquiera
¿quién eres, de dónde vienes?
Porque sabían a lo que vine
amor, a esperar a verte

en la cita del destino,
en la eternidad del instante
cuando todo se me haga posible
el amarte amor (y el poseerte)

¡DERECHA IDENTITARIA YA! (Cuaderno de a bordo n° 32)

1. La vuelta de Pedro Sánchez y el resurgir espectral -con su regreso- de la amenaza de un Frente Popular, parece que les aclaró a algunos (del todo) las ideas. Es lo que me sugiere el artículo -valiente y oportuno- en Alerta Digital de su director, Armando Robles, donde se planteaba la alternativa entre derecha identitaria o el voto útil al PP, tras su balance demoledor del papel (aciago y nefasto) del PSOE en cien años de historia y de política española. Una alternativa que podría concretarse por el revulsivo que esa derecha identitaria debería traer consigo en el partido del mal menor entre españoles, como la que trajo en los Estados Unidos la candidatura de Donald Trump en el partido republicano (frente al fantasma amenazador de un posible triunfo de Hillary Clinton)

2. Memoria histórica por partida doble esta semana. La moción del consistorio de Ponferrada -presidida por un alcalde PP- aprobada por unanimidad (con el apoyo de Ciudadanos) de quitarle a Franco la medalla de oro y el titulo de alcalde adoptivo de la localidad. Un caso atípico, la anomalía leonesa/ponferradina, en el tema de la memoria histórica. Como lo ilustra la personalidad del instigador y artífice de la moción, el antiguo vicepresidente de la ARMH (etcétera, etcétera) viejo conocido del que esto escribe. Memoria histórica en el fallecimiento de José Utrera Molina, malagueño ilustre, de una capital andaluza, Málaga, teatro emblemático como Badajoz de la guerra de memorias. ¡Honor a José Utrera Molina y a sus convicciones que proclamó lealmente en vida!

sábado, mayo 27, 2017

FRANCO Y EL BIERZO

Visita de Franco a Ponferrada (28 de julio 1949) -cuatro días después de nacimiento del autor de estas líneas- con ocasión de la inauguración de la central térmica de Compostilla. Fue entonces cuando recibió la medalla de oro y el titulo de alcalde honorifico que le quitan ahora (post mortem) A la salida de la ciudad, la comitiva oficial habría sido tiroteada por guerrilleros del maquis leonés, lo que se aireó en la prensa inglesa, y lo que el consistorio ponferradino silencia escrupulosamente en cambio ahora
León y provincia son terra incognita -y recóndita- para muchos españoles. Un poco mutatis mutandis, se me antoja, como el Tras-os-Montes portugués vecino, justo del otro lado de la frontera, tierra (fría) de secretos, de silencios y de vendettas. En los tiempos de actividad del FRAP -antepasado directo del GRAPO- oí a persona amiga que ese grupo terrorista tenia sus raíces precisamente en esa provincia, en alguna de sus comarcas o en una zonas determinadas de su geografía que venían a configurar como un microcosmos a años luz de lo que se vivía y sentía y respiraba grosso modo en el resto de la geografía española. Y a años luz también de lo que por odas partes fuera de allí se recordaba porque esos grupos de izquierda violenta (terroristas) arrastraban -como toda la izquierda española en general- una memoria histórica de los vencidos de la guerra civil española.

Y esa particularidad (guerracivilista) leonesa, y en concreto de una de sus comarcas, el Bierzo, viene a ponerse ahora (clamorosamente) de manifiesto por la decisión, tomada por unanimidad, de su consistorio municipal -presidido (nótese bien) por el PP, y secundado por “Ciudadanos”- de despojar a Franco (post mortem) de la medalla (de oro) y del título de alcalde honorífico que le fueron otorgad por aquel municipio en el año de gracia del 49. La noticia anunciada -como cabía suponer- a bombo y platillo en ciertos medios me pilló (desagradablemente) por sorpresa pero un sexto sentido me hizo sospechar de golpe hubiera gato encerrado en lo que ahora se pregonaba (...)

viernes, mayo 26, 2017

CATARSIS DEL PP O DERECHA IDENTITARIA (NO HAY MÁS)

Una instantánea que habrá hecho palidecer de envidia a algunos de los asistentes a la reunión de la OTAN en Bruselas (y a las pruebas me remito) Mariano Rajoy -hay que reconocérselo- es el verdadero superviviente de la política española, y lo demás son comparaciones odiosa (e insidiosas) Sobrevivió al golpe institucional de las elecciones que siguieron a los atentados del 11 de marzo, a una larga travesía en la oposición, a dos crisis políticas el pasado año y a no sé cuantas operaciones de acoso y derribo orquestadas contra él por los medios y una parte dela magistratura. Su partido, es cierto, preciso de una catarsis como el comer. So pena de ver hundirse a España bajo un segundo Frente Popular, por culpa de sus complejos y sus flaquezas (y sus corruptelas) ¿Será posible algo así bajo el actual liderazgo? Como sea, el revulsivo salvador podría ofrecérselos la aparición de una derecha identitaria (sic), fuerte y unida. Como la que viene a propugnar Armando Robles en Alerta Digital y a fe mía que hacemos votos desde lo más hondo que algo así acabe viendo la luz -de urgencia- en la política española. Primero tendrá no obstante que sortear o superar muchos obstáculos y barreras. Entre ellos, el eslogan -convertido en un mantra o en un fetiche intocable- de “ni de izquierdas ni de derechas”. Y a fe mía que con la histeria anti-corrupción que reina en ciertos sectores, dudamos que sea posible
En Bruselas, Donald Trump le da un empellón al representante de Montenegro para hacerse sitio en el centro de la foto, y se gana la enemiga de la Merkel, de Teresa May, de Macron y del primer ministro belga, Charles Michel que no habrán disimulado su desaprobación ante algunos extremos proferidos en su discurso por el presidente norteamericano que en cambio se habrá dejado hacer por así decir unos “selfies” con Mariano Rajoy que habrán hecho palidecer de envidia a más de uno en la reunión de la OTAN. Algunos ensalzan e inciensan ahora -tras habérseles visto el plumero desde hace ya un buen rato- al ex-secretario general del PSOE vencedor de las primarias de su partido el pasado domingo por tratarse de un superviviente.

Pero el verdadero superviviente en la política española lo es Mariano Rajoy hay que reconocerlo, que sobrevivió a una descalabro electoral inesperado (por lo tramposo y anti-institucional del escenario que lo hizo posible) a seguir al 11 de marzo), y también a largos años en la oposición, a dos crisis políticas el pasado año y a no sé cuantas operaciones de acoso y derribo orquestadas por la prensa y una parte de la magistratura entre medias. No soy un incondicional, aquí todos ya lo saben, sobre todo en ciertas materias de y no me cansaré nunca de denunciar la dependencia -como una fatalidad histórica- del partido que aquel dirige que les ata (de pies y manos) a las instancias eclesiásticas, tentáculos y correas de transmisión en definitiva del Vaticano y del soberano/pontífice y de su poder omnímodo en esa esfera difusa y difícil de delimitar y también aún por explorar en gran medida de lo que convengo en llamar la política religiosa.

Coincido de pe a pa no obstante con un articulo de la mayor resonancia publicado al principio de la semana en el diario Alerta Digital con firma de su director Armando Robles, que me habrá (agradablemente) sorprendido, mi palabra, por lo profundo y certero de su visión histórica y del balance que le merece el papel -aciago- del partido socialista (PSOE) desde su fundación, en la política española. “Un proyecto sin salida, un oximorón anti-español, sustentado en las mentiras, la corrupción y las pistolas” Ni una coma (a fe mía) que añadir. Y con afirmaciones tan diáfanas y tan rotundas como esas, el director de Alerta digital, disipando así dudas que no habrán dejado de poblar las mentes de algunos, viene a dejar claro que no le liga nada ni a él ni a la publicación que dirige ni al sector de opinión que representa, con ese partido ni con ninguna de las corrientes que se disputan el poder en su seno las horas que corren ante los ojos un tanto atónitos -que todo hay que decir- de una inmensa mayoría de españoles.

¿Me adivinó el pensamiento su autor? Y lo digo porque los argumentos que se vierten en ese articulo tan notable por su lucidez -que se me antoja que marca un antes y un después en la trayectoria (clara) de ese diario digital- viene a fe mía a coincidir con las posturas que se viene manteniendo en este blog contra viento y marea desde ya hace un buen rato. Algo de lo que nos congratulamos muy sinceramente desde estas paginas. El articulo de Armando Robles habrá dado lugar a un extenso debate y cruce de comentarios entre los lectores de Alerta Digital de los que se me antoja deber resaltar uno de ellos en donde se hacen votos por una catarsis (sic) del PP que al autor del comentario no deja de parecerle no obstante algo en extremo improbable, por no decir impensable o imposible. En teoría así nos lo parece sin duda a muchos también.

Puestos no obstante a conjeturar dentro de los términos de la alternativa que plantea -muy juiciosamente en nuestra opinión- el articulo al que aludimos, entre la creación de un derecha/identitaria fuerte (sic) o el voto útil al PP, no es imposible que la emergencia de esa formación identitaria fuerte -en otros términos unida o con capacidad y perspectivas de poder unificar sin sectarismos ni exclusiones- fuera tal vez el revulsivo del que el partido en el poder precisa como el comer. El encuentro de Bruselas Trump-Rajoy invita desde luego a conjeturas en ese sentido. ¿Acaso la catarsis habrá sido posible entre norteamericanos y no podría serlo en cambio entre españoles? Los dos sistemas son radicalmente diferentes como lo son sus historiales pero el bipartidismo que vivimos los españoles desde los tiempos de la transición y que los Estados Unidos conocen y vienen practicando -con mayor o menor fortuna dese hace siglo y medio (tras el final de la guerra civil americana)- hace que quepa el albergar ese tipo de expectativas.

El tercer/partido no fue posible en el sistema norteamericano, ni con Wallace, ni con Ross Perot, ni con el Partido Libertario (Ron Paul) y lo imposible al final resultó posible por el triunfo de la candidatura de un extraño ajeno al aparato del partido del mal/menor, embistiéndolo por dentro como quien dice en ls elecciones del pasado 8 de noviembre. ¿Un escenario así sería posible en el PP caso de no prosperar la "derecha fuerte identitaria” que se propugna en el artículo de Alerta Digital? Las apuestas se admiten. Todo ante desde luego que la hipótesis de ver emerger la amenaza de nuevo en el horizonte de un Frente Popular, heredero (por todos los conceptos) del del 36. En eso estoy enteramente de acuerdo con Armando Robles

jueves, mayo 25, 2017

MÁLAGA FACHA Y SEVILLA LA ROJA

Entrada de los nacionales en Málaga, febrero del 37. En Andalucía, la explosión del odio de clase fue mucho más virulenta y homicida que en el resto de la zona roja. Y fue particularmente el caso en Málaga, por lo brutal de la represión roja tras el fracaso del Alzamiento en la ciudad. Lo que daría la medida de lo catártico y cauterizante -en mayor medida que en otros capítulos o episodios de la guerra civil- de la reconquista de la ciudad (y su provincia) por las tropa nacionales. Bombardeos del sector rebelde durante la batalla de Alepo (mayo-diciembre del 2016): parábola de actualidad de los bombardeos sobre Málaga y sus alrededores de la aviación nacional durante la guerra civil, donde los rojos utilizaron sistemáticamente a la población civil de escudos humanos. Como en Badajoz, o en Madrid y Barcelona. Ni Arias Navarro tenía que rendir cuenta de nada, ni tampoco Utrera Molina, al que ahora riden merecidamente homenaje de justicia y desagravio sus descendientes, en el momento de su muerte
Málaga es la otra capital de Andalucía, o si se prefiere la capital de la otra Andalucía. De una Andalucía oriental y mediterránea frente a una Andalucía occidental y atlántica que tiene su capital natural en Sevilla. Málaga facha y Sevilla la Roja, dos capitales andaluzas frente a frente, al hilo de una fractura o linea divisoria histórica -y no sólo geográfica- que por paradójico que pueda parecer se remonta a la guerra civil española. Es cierto que en Sevilla triunfo el Alzamiento y en Málaga tras un éxito inicial acabo fracasando con las consecuencias tan trágicas que ello acarrearía. Pero precisamente por eso, en Málaga se dio una reconquista que no se dio en Sevilla que fue nacional desde los inicios de la guerra.

Catarsis guerrera en verdad, lo que produjo la guerra civil en Málagay por todas las trazas, no en cambio en Sevilla-, a riesgo de parecerle aquí cínico por demás a algunos. No me desdigo. El italiano Marinetti habló de higiene (“la guerra higiene del mundo”). Y yo creo que quepa hablar también de la guerra como de una catarsis colectiva. La guerra civil española, ya lo dejé sentado en sucesivas entradas de este blog, fue la resultante de un explosión (monstruosa) de odio de clase más que otra cosa. Y en Andalucía con mucha mayor virulencia y grados de paroxismo sin duda que en otras regiones españolas. Y convengo que un planteamiento histórico de ese tipo se enfrenta a tenaces resistencias desde los tiempos del régimen anterior que por efecto de la influencia omnipresente y a la vez difusa de la ideología falangista o nacional/sindicalista huía como de la peste de formaciones o reivindicaciones que pudieran sonar a clasistas de una manera u otra. No todos tuvieron esos complejos.

martes, mayo 23, 2017

PSOE LA PESTE Y EL CÓLERA

Julián Besteiro (PSOE) lee por radio un manifiesto en nombre del Consejo de Defensa constituido en Madrid tras el desenlace de una guerra civil en la guerra civil que enfrentó en las últimas semanas del conflicto -febrero, marzo del 39- a comunistas contra las demás fuerzas integrantes del bando republicano (anarquistas, socialistas y republicanos de izquierdas) Se comprometieron a un traspaso pacifico de poderes, pero no hubo -por falta de voluntad de un lado como del otro- firma de paz ni armisticio alguno, ni siquiera de un acta de capitulación como la que puso fin a la guerra civil americana el siglo anterior. Y en esa medida los herederos del bando de los vencidos y de sus siglas -y a fortiori los comunistas-, no dejarían de heredar tras la transición aquella beligerancia guerracivilista. Y en esa misma medida se puede decir que el PSOE fue y sigue siendo un partido envuelto en la guerra civil del 36 interminable (que todavía dura) como lo ponen de manifiesto en cuanto la ocasión se presenta. Algo que tiene más fuerza de arraigo y de arranque entre ellos que la lucha intestina entre radicales y moderados (léase el aparato y la disidencia ahora triunfante en las primarias del pasado domingo) Como lo probó la reciente propuesta (del PSOE) aprobada en la Cortes sobre memoria histórica
Me han hecho falta dos días (con sus noches) -lo confieso- par digerir (un poco) la vuelta al ruedo del guerracivilista impresentable en las primarias del PSOE del pasado domingo. ¿No hay mal que por bien no venga? Así reza el refrán y así dicen que dijo Franco cuando supo del atentado mortal contra Carrero Blanco (lo que hacían correr sin duda malas lenguas calumniosas) He vivido treinta años fuera de España, me fui una primera vez, muy joven, más o menos voluntariamente buscando mi propia vía y me fui una segunda vez, ya no tan joven, más o menos forzado u obligado por culpa en gran medida del PSOE que gobernaba en España entonces (corrían los primeros años de Felipe González) ¡y lo que les quedaba aún de años de gobierno por delante! Lo que por otra parte era de prever, y a fe mía que no me equivoqué.

Y desde entonces viví siempre fuera, por más que desde hace una decena de años venga jalonando mi ausencia con varios viajes al año (de ida y vuelta), en visitas breves y fugaces todo lo que se quiera pero que me habrán permitido retomar primero y mantener después el contacto con España y los españoles y tomarle el pulso a la sociedad española y a su evolución en estos últimos años. Quiero decir que ni viví la transición, ni la larga era de los socialistas en el poder ni su vuelta -tan traumática- tras los atentados del 11 de marzo (del 2004)

ME ATACA EL OPUS DEI

¿Aljubarrota de mayor importancia historica que la toma de Granada para la Roma pontificia (y vaticana)? Estatua ecuestre frente al monasterio de Batalha -distrito de Leiría, cerca de Fátima, que visitó de muy joven el autor de estas lineas- del santo/condestable, Nuno Alvares Pereira, el santo preferido del Profesor Plinio y de la TFP, canonizado por el papa Benedicto XVI con ayuda (nota bene) de las presiones del pretendiente portugués Dom Duarte, lo que de confesión propia le granjeó roces con el embajador español en el Vaticano. Por razón del signo innegablemente anti-castellano -remontándose muy lejos (es cierto) en el pasado, hasta la Guerra de los Cien Años, y a las secuelas de la guerra civil castellana entre Pedro I y los Trastamara (...)- de ese santo/nacional de los portugueses. Un mito del nacional/catolicismo portugués comparable al de la Virgen de Fátima. La superstición fatimista -cripto/musulmana- arraigó en Portugal como no lo hubiera hecho sin duda en ningún otro país católico por razón (en parte) de una idiosincrasia nacional ”más católica” que la de los españoles en razón de una posición histórica y geográfica de inferioridad -concretamente en relación con el resto de España- que les hizo más dependientes del patrocinio -y del arbitraje- y los buenos auspicios de la Roma papal (y más tarde vaticana) Así, el Opus Dei acertó a canonizar al santo/condestable portugués, pero no acertó en cambio a hacer lo propio con Isabel la Católica hasta hoy. A buen entendedor pocas palabra bastan
Me dispongo a darle a la tecla tras sentirme atacado por un flanco un tanto desguarnecido -el de mi familia y de los míos- y habrá sido en un artículo (pleno de unción/religiosa que no falte) -que me viene (nótese bien) por entero dedicado- de un eclesiastico portugués, figura emblemática del Opus Dei -por lo que vengo a saber documentándome sobre la marcha- y gran devoto del papa actual (y sin duda de los anteriores) y también de la Virgen de Fátima. ¿Por qué este ataque? Esa es la pregunta que me viene en primer lugar raudo a la mente.

¿Una respuesta al impacto que habrá sido el mío, que me diga el de los artículos y reportajes que me habré visto dedicados tanto en la prensa portuguesa como en la prensa española e italiana con ocasión de la visita del papa Francisco a aquel santuario portugués? Es muy probable. Yo llevaría un poco más lejos mi indagación no obstante. Y es que se me ocurre que ese ataque tan virulento y sin precedentes de parte de eclesiásticos en contra mía tenga que ver con el balance (final) de la visita papal a aquel santuario mariano.

La prensa nos habrá vendido un éxito clamoroso de publico -de fieles que me diga-, con ayuda incluso de fotos tomadas desde el aire del ejercito portugués a modo de verificación material, en concreto, de la propaganda fide, y volando en socorro de la misma como quien dice. Es obvio no obstante que en España, entre españoles, la visita papal a Fatima en el centenario de aquellas apariciones/marianas, se habrá vivido en un clima de indiferencia casi absoluta. “También había españoles” así de púdico sonaba el reportaje que dedico a la llegada del papa a Fatima la radio-televisión belga francófona.